viernes, marzo 30, 2007

Estoy esperando lo imposible

Ya hace casi seis meses desde entonces. Empezaba un nuevo curso, el último, por fin. Llegaba a clase de buen humor, todo eran risas, cachondeo, no había apenas mal rollo en nuestro grupo. Estaba sucediendo lo imposible, me sentía en alguna parte, por fin. Sentía que el mundo tenía algún sentido, mientras pensaba en la libertad, en cómo conseguir que aquello que soñé en verano fuese una realidad. Buscando un método de alcanzarlo, una llave que abriese la puerta sin forzar la cerradura.

Y entonces vi esto. Por fin, ahí estaba, y lo había hecho un tipo de Sidney con mucho valor y un cartel con dos palabras. Lo vi una y otra vez. Joso decía "tenemos que hacerlo algún día en Barna". Y yo "¡claro que sí!". El 11 de octubre, ahí estábamos, en plaza Cataluña. "Venga, va, a levantar los carteles". La tarde entera fue impresionante, uno de esos momentos que nunca olvidaré. Después, nos fuimos a dar un rulo por tallers. Joso y Bu! hablaban, a mí me sobraban las palabras. Eso que soñaba no era imposible.

Han pasado seis meses y aquí estoy, sin esperanzas de nuevo. Las clases se han vuelto monótonas, la alegría ha desaparecido, la ilusión se ha esfumado. Mientras, todo me sigue recordando una y otra vez que el mundo es vomitivo, asqueroso, hipócrita y egocéntrico. Recuerdo unas palabras de la última vez que dimos abrazos gratis. Fue a un guardia de seguridad de la Generalitat. Veníamos de darle un abrazo al de la puerta del ayuntamiento, uno de los momentos cumbres de eso 3 de febrero. Éste respondió de forma distinta.

- ¿Quiere un abrazo?
- Lo siento, no puedo.
- ¿Por qué?
- Estoy trabajando.
- ... ese es el problema.

Debajo del uniforme, al otro lado de la porra y la pistola, de la cara de póker, había un hombre que había renunciado a su libertad durante seguramente 8 horas al día. ¿Por qué? Por dinero. ¿Por qué? Porque sin dinero no comes, por lo tanto no vives. Mercenarios, esclavos...

Recuerdo otro momento, muy significativo. Era 10 de noviembre, la quedada que organizamos con mucha ilusión los cuatro abrazistas de clase. A pesar de que la prensa "profesional" de este país explicó la noticia como el culo (salvo honrosas excepciones), ese día fue grande, espectacular. Estabamos dando muchísimos abrazos. Me fijé en una chica, sentada al lado de un chico y dos o tres amigos más, que levantó los brazos hacia mí. Fui para allá.

- ¿Un abrazo?

La chica sigue con los brazos abiertos, me acerco. En ese momento, el chico de la izquierda la agarra y la estrecha contra él.

- Esta no, que es mía.
- ... pues nada.

Me giro. La chica sonreía a su novio. No sabía si me habían tomado el pelo, pero yo no sentía vergüenza. En ese momento, me sentía conocedor de la verdad absoluta. Y me volvía a recordar por qué considero una auténtica gilipollez el concepto de "pareja": porque yo nunca seré quién para negar a quien sea el derecho de dar un abrazo o cualquier otra cosa a otra persona. Si alguien algún día me quiere de verdad, no creo que haga falta tener ese concepto de "fidelidad": se supone que confiaré en esa persona, y seré capaz de saber que nos queremos, y punto. Y no seré hipócrita como para querer ese amor sólo para mí. ¿Que las cosas han sido así desde siempre, que es la tradición? A otro con ella.

Después, hay otros ejemplos como gente que considera "de maricas" que dos tíos se den un abrazo, o que nos miran y dicen "estos no tienen amigos", "habrán perdido alguna apuesta", "nos querrán robar la cartera"... Y después tenemos a los graciosillos de Ono que se aprovechan del concepto trasladándolo al asqueroso mundo capitalista.

Estoy esperando algo imposible. Estoy esperando que por fin la gente comprenda que el amor no tiene barreras ni fronteras, que la libertad nos hará mejores personas, que la violencia y la represión no solucionan nada... Estoy esperando que llegue el día en que si alguien cae, otro venga a levantarle, en que las cosas buenas no se hagan por dinero o por interés. En que no haga falta ser guapo, pensar en uno mismo, ir de duro para conseguir lo que quieres (como decía la frase que hemos analizado hoy en castellano XD). Y me pregunto... ¿es eso posible?

La respuesta la tienes .

Mientras tanto, sigo recordando buenos momentos, y entre ellos aquella tarde de octubre en que el mundo por fin tomaba significado. Gracias a todas las personas que se dejaron abrazar / nos abrazaron, a aquellos que se nos han unido en este movimiento para unir a la gente y olvidar los prejuicios, a las cerca de 100.000 personas que ya han visto nuestro vídeo. A los que estaban conmigo aquella tarde, cuando os vuelvan las ganas de abrazar, ya sabéis. Y por qué no, un abrazo para todo el mundo.

¿Crees que la vida es una mierda? ¡Yo me ofrezco a cambiarla!

6 comentarios:

-_SteFy_- dijo...

Esta entrada llega..

Besitoss:)

Garrapiñada/ Manuel de Pedrolo dijo...

Joder k dureza
tus palabras expresanla crudeza real del mundo, en que cada cual busaca su propia felicidad y no la de los demas, aunque esto afecte negativamente a la sociedad.
Me encanta tu lado antisistema, estas entradas llegan.
Sigue así, David.

Anónimo dijo...

Buenas! Yo quiero un abrazo .___. lástima que ese día no estuviese por allí... Mis amigas y yo próximamente lo haremos, a ver qué resultado obtenemos... supongo que bastantes decepciones x).
Muy buena la entrada!! Ciaooo :**

Ana Laura dijo...

Coñññño! yo estaba viviendo en esa epoca en Barcelona todavia...volví a Buenos Aires en diciembre...cada vez que veo el video pienso "y porqué no me los crucé yo ese dia??" les hubiese dado un y mil abrazos! Y aquí me siento como el autor de Freehugscampaing cuando escribió el motivo de su video...el volver a tu país y sentirte sapo de otro pozo... por dios que cierto es! Tenemos que aprender a ser un poco mas abiertos a estas cosas...

bu! dijo...

niño...

pues nada...

hacia mucho que no entraba ni a tu blog ni al mio ni a ninguno...

y que lo siento...


lo siento mucho...

se que te he fallado, incluso que me he fallado a mi misma, y con esto que escrives...sinceramente me has ehecho entender muchas cosas...

gracias...





un besito...y... tengo ganas de verte.



(estoy castigada, pero para las proximas notas si eso me lo quitan...pa cuando una de abrazos gratis?...^^ besitos!!)

Jajime dijo...

La verdad q valio la pena el tiempo q estube leyendo esta entrada, me gusto mucho y comparto muchas cosas de las q expresas!
Saludos!! o mejor dicho un abrazo para vos